El cuento de uno de mis estudiantes (de 6 años)

Muchos de ustedes sabrán cual es mi profesión: soy profesor de colegio, así no tenga ningún estudiante. Me explico, trabajo en un colegio, mi contrato afirma que soy DOCENTE, camino como tal, me visto como ellos y cuando me ven los estudiantes me dicen “Profe”; lo que me hace distinto, es que no doy ninguna clase. 

Aunque sea DOCENTE, mis funciones no ameritan pararse frente a un salón a explayar mi amplio conocimiento sobre determinado tema. No obstante, algunas veces los otros porfesores (siendo el que más ‘tiempo libre’ tiene) me piden que los reemplace en distintos cursos.

Así, hoy fui a reemplazar a un compañero en segundo de primaria y en un ejercicio de escritura, un niño me escribió lo que a continuación publico. Basta aclarar que fue un ejercicio sin ningún tipo de preparación, exigido por el aparecido y tirano profesor que nadie conocía. Espero que entiendan al leerlo las razones que me llevan publicarlo.

El niño tiene alrededor de 6 años, es rubio, pequeñito, habla con fluidez y me dice ticher. Lo publicó sin correcciones ortográficas, tal cual lo escribió. Me gustaría que vieran la imagen que acompaña el texto, pero no tengo escáner, así que no se puede.

La Bella Bestia

Betty y Benjamín Bestia estaban muy contentos de su castillo, les había costado años ponerle a punto. Con caracoles en las almohadas.  Los fines de semana, Benjamín se dedicaba a colgar telarañas nuevas. Sólo había un cosa que enorgullecía a Betty y Benjamín más que su castillo y era su su hijo Billy Bestia. Billy siempre tenía lo mejor de lo mejor, y también, pulgas en el pelo. Se enamoró de una chica bestial, se casaron y fueron bestial mente-felices junto con sus padres.

Andrés David

Aunque no es un trabajo excepcional le pusieron “Excelente”. No sé si compartan mi juicio, pero a mí me encantó, y más recordando al niño. Omito el apellido por aquellas cosas del Google y la manía narcisa de estarse buscando. Y no porque el niño se encuentre, sino porque los papás lo hagan y se pierda mi tan merecido trabajo.

 

 

Anuncios

6 comentarios en “El cuento de uno de mis estudiantes (de 6 años)

  1. Coño… cosa bella de cuento ala… a esa edad… yo le daba besos a mi prima Angelica María… recuerdo que nos chupabamos la lengua… era tan divertido como el cuento…

    Me gusta

  2. Yo nací con siete años: una edad menor a esa se me hace imposible recordarla (por eso mi profesor de música -cuando tuve uno- no podía creer que no me supiera los pollitos dicen o campanero campanero).
    Pero bueno, el comentario es para hablar del cuento.
    También yo le hubiera puesto excelente sin dudarlo. Es hermosa la imagen del castillo con caracoles, y el poner telarañas los fines de semana. Además el final es -aunque no original- “bestialmente” bueno.

    Me gusta

  3. Yo leía bastante y también escribia algunas cosillas, pero que recuerde nunca alcancé a escribir algo que algún profesor considerara digno de publicar en un blog (con la salvedad de que no existían). Eso es lo que hace que me guste este cuentico que valió la pena publicarlo, esperemos que de aquí a que el niño crezca aún mantenga esto para mostrárselo.

    Me gusta

  4. A esa edad, a los seis años, yo estaba viendo atontado series como Plaza Sésamo o el capitán Centella. Al parecer ya no somos los mismos, ya los pequeños no “nacen” con las mismas manías de sus padres – un gran alivio -. Ahora leen lo que quieren, con una fluidez que nos desconcierta, y escriben “cosas” como las de tu alumnoporunratico. Y vos, ¿Qué estabas haciendo a los 6 años?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s